jueves, 9 de septiembre de 2010

Cómo hacer el prefecto Dry Martini.

Esta vez la receta no es de cocina sino de cóctelería. Se trata de hacer un Dry Martini, fácilmente el cóctel más famoso de todos.

La historia de la creación del Dry Martini tiene varias versiones, la más extendida es la de que la creó el barman del hotel Kilmanac en Nueva York para el multimillonario Rockfeller, que solía acudir allí a tomar una copa antes de cenar. Otra versión sitúa su creación en San Francisco, donde un barman daba el nombre de los cócteles que inventaba en función del cliente al que se los servía por primera vez, en este caso se lo sirvió a un habitante del cercano pueblo de Martínez (cuya pronunciación inglesa es similar a martini). Por cierto, los habitantes de este pueblo reivindican la paternidad del cóctel y celebran todas las primaveras una fiesta por su creación.

Los ingredientes del Dry Martini son siempre los mismos pero las cantidades varían según los gustos de cada uno, en este caso la receta es la más habitual, aunque lógicamente alguien puede decir que la realiza  con otras proporciones. Para mi este es el perfecto Dry Martini.

INGREDIENTES:

- Una parte de Vermú blanco.
- Tres partes de ginebra.
- Una aceituna.

MATERIALES:

- Un vaso grande para mezclar.
- Abundante hielo.
- Una cucharita mezcladora.
- Una copa de cóctel (IMPRESCINDIBLE).

Respecto a las marcas yo prefiero Martini blanco, no me gusta demasiado con Martini blanco extra seco, aunque esto es cuestión de gustos. Respecto a la ginebra yo empleo Beefeater, aunque Bombay Sapphire también está muy bien.

REALIZACIÓN:

En un vaso mezclador se pone abundante hielo, tres partes de ginebra y una de vermú blanco, se mezcla con una cuchara y se deja reposar medio minuto para que los hielos aporten parte de su agua y enfríen el cóctel suficientemente, es muy importante que esté frío, se cuela sobre una copa de cóctel y para terminar se introduce una aceituna. Lógicamente la aceituna debe ser con hueso (es sacrilegio emplear aceitunas rellenas de anchoas, ¡menudo barman!) aunque algunos la prefieren rellena de pimiento, se la puede pinchar con un palillo, con ello se la podrá sacar mejor en un momento dado. Para la medición se puede emplear un vaso pequeño de chupito o algo similar. Es importante que no poner demasiada cantidad de una vez, debe tomarse muy muy frío para que sea correcto y si pones demasiado se acabará calentando.

El sabor del cóctel combina bien con algo salado para acompañar del estilo de galletas saladas, frutos secos, etc... Eso apaciguará el estómago y la mente ante el bombazo etílico del Dry Martini. Éste es un cóctel fuerte, con uno se ve la vida de otro color, con dos empiezas a ver a tus compañeros de barra como los mejores amigos que has tenido nunca y con tres es posible que la articulación de palabras no sea todo lo fluida que acostumbraba a ser, de cuatro es mejor no hablar, podrías acabar alistado a la Legión.

Lo habitual sería tomar uno (o dos) como aperitivo antes de una cena o comida, no como bebida habitual durante la misma o después de ella. Es posible que, si no se está acostumbrado a los licores fuertes, el sabor sea demasiado agresivo, aunque la rebaja que supone el Martini blanco y el agua del hielo lo deja en un punto de fuerza adecuado.

Otra receta del mismo cóctel es bastante más fuerte y un poco distinta; se pone en el vaso de una coctelera hielo y un poco de vermú blanco, se agita y se vacía todo el líquido dejando el hielo, entonces se añade la cantidad de ginebra deseada, se agita de nuevo y se cuela el líquido sobre una copa de cóctel. A mi me parece demasiada ginebra y el vermú del cóctel se limita al que queda en los hielos tras el colado inicial lo que le da poco aporte de sabor; yo prefiero la receta primera, aunque depende del gusto de cada uno. Yo también prefiero el mezclarlo en vaso y no en coctelera, aunque realmente es difícil apreciar la diferencia.

También existen variaciones del original como el Gibson, que es simplemente poner una cebollita en vinagre en vez de la aceituna, o el famoso Vodka Martini, la bebida preferida de James Bond, que es con una parte de vodka, tres de ginebra, media de Kina Lillet (un aperitivo francés mezcla de vino, quinina y licores de fruta) agitado hasta que esté muy frío y con un trozo de piel de limón.

En coctelería se suele decir que realizar un buen Dry Martini marca el ecuador entre un buen barman y uno malo. A mi simplemente me parece un buen cóctel, fácil de hacer medianamente bien y que, tomado de aperitivo, ayuda a mejorar un velada.

14 comentarios:

  1. Este me lo apunto para hacerlo en unos dias, sigue así!!

    ResponderEliminar
  2. Prueba a hacerlo con ginebra Tankeray que está muy buena. (Retamareño)

    ResponderEliminar
  3. la verdad es coctel fuerte que bien preparado sienta muy bien,un saludo y salud

    ResponderEliminar
  4. buenisima la receta...facil y exquisita....muchas gracias por la claridad....!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y dejar un comentario. La verdad es que este cocktail es todo un clásico.

      Eliminar
  5. gracias por recordarme como se hacia, hace muchos años que no hago uno. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar. Si nos vemos, nos tomamos uno.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Es la primera vez que encuentro alguien al que también le gusta vermut blanco para hacer el dry martini. Prueba a mitad de blanco y mitad de extra dry, creo que es la dosis perfecta para potenciar sabor sin endulzar demasiado.

    ResponderEliminar
  7. Son mas bien cuatro partes de Ginebra por una parte de Vermout. Bueno, en realidad son mas bien 3,7 a 1 xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que mis dos fuentes de información fueron internet (de ahí los 3d1) y un experto barman de un hotal de los excesivamente caros. Yo prefiero el 3x1, aunque el barman insistía en que era solo humedecer el hielo con vermouth, colándolo todo y añadiendo entonces la ginebra. Este último sistema puede parecer brutalmente fuerte, pero la verdad es que, estando bien frío el cóctel, estaba bastante bueno.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Vi el post luego de prepararme uno tomando como fuente de la receta un video de youtube... hice uno de 2 de gin tanquery con una de martiny extra dry.
      Eso que comentas del barman de solo humedecer el hielo con el vermouth es porque mientras menos vermouth más seco se considera el trago. Sinceramente no soy para nada un experto ni nada por el estilo... pero la cocteleria me ha agarrado el gusto y hasta ahora el Gin es mi estrella!

      Eliminar
    3. Gracias por tu paso por aquí. Hace ya tiempo que no me hago uno. A ver si este fin de semana me lo planteo.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola;yo lo prefiero con vodka y vermouth seco; me encanta ponerle 3 aceitunas y un poco del liquido de estas; pero no soporto que me le pongan el twiste de limon porque ese no es el clasico

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, estoy deseando leerlo. No te preocupes si la entrada es antigua, una alerta de correo me avisará de tu comentario.

Debido a los chimpancés que realizan comentarios ofensivos en el espacio que les deja el cuerpo entre antaques onanismo compulsivo, he tenido que habilitar la moderación de comentarios. Es muy poco tiempo tras la solicitud los publicaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...